Diez grandes razones para cambiar a la proyección láser

Proyector láser

Los proyectores láser VPL-FHZ60 y VPL-FHZ65 son ideales para empresas, universidades y colegios, gracias a una gran calidad de imagen con un bajo coste operativo y hasta 20 000 horas de servicio sin cambiar la fuente de luz.

1. El láser dura más tiempo
Nada dura para siempre, y las lámparas de los proyectores normales suelen dejar de funcionar al cabo de unas miles de horas. Se calcula que la fuente de luz láser de nuestros proyectores VPL-FHZ60 y VPL-FHZ65 tiene una autonomía de unas 20 000 horas. Esto significa que, si usas el proyector de forma normal, no tendrás que sustituir la fuente de luz en casi diez años.

2. Mantén tu productividad con menos interrupciones
Seguro que no te gustaría tener que interrumpir una presentación o clase importante por un cambio inesperado de la lámpara. El mayor ciclo de vida útil del láser te ayudará a evitar interrupciones en los momentos clave de una ponencia.

3. Menos molestias, menor coste de propiedad
Sin lámparas. Sin mantenimiento. Sin interrupciones. Los ciclos de sustitución del filtro de 20 000 horas mantienen al proyector en un estado operativo óptimo y reducen aún más las necesidades de mantenimiento. El láser permite reducir el coste de propiedad de los ciclos de vida en comparación con los proyectores empresariales convencionales.

4. Imágenes visiblemente brillantes
Los proyectores combinan una fuente de luz láser muy eficiente con la aclamada tecnología de paneles 3LCD BrightEra™ de Sony. Se trata de una potente mezcla que ofrece imágenes con un brillo y un alto contraste excepcional, con una gran precisión y estabilidad de color.

5. Se mantiene el brillo en todo momento
Si eres un usuario experimentado de proyectores convencionales, ya sabrás que la lámpara pierde luminosidad con el paso del tiempo, lo que hace que las presentaciones sean cada vez más tenues y oscuras. Pero con una fuente de luz láser, el brillo dura más. Así, cada presentación ofrece las mismas imágenes claras, brillantes y atractivas.

6. Sin esperas
La fuente de luz láser activa se enciende y apaga al instante, a diferencia de los proyectores de lámpara convencionales que necesitan tiempo para calentarse y enfriarse, lo que implica una pérdida de tiempo en esa clase o presentación tan importante. Con el láser se acabó la espera.

7. Instálalo como quieras
La fuente de luz láser de nuestros proyectores láser no tiene ningún requisito de instalación especial. Puedes colocar el proyector de lado, boca abajo… como tú quieras.

8. Más limpio y ecológico
Con montones de funciones para el ahorro de energía, nuestros proyectores láser son más respetuosos con el medio ambiente. Y, además de ayudar a conservar nuestro planeta, te permitirán ahorrar en facturas de electricidad.

9. Más de lo que te gusta
Nuestros proyectores láser están repletos de prestaciones de sobra conocidas. Están integrados en el mismo chasis de tamaño estándar que otros proyectores de la serie F de Sony, con las mismas conexiones y una sencilla interfaz de usuario. Así, podrá cambiar a láser sin ningún problema.

10. Tu elección fiable, ahora y en el futuro
Diseñados para durar más. Todos los proyectores de Sony están diseñados con excepcional fiabilidad, lo que garantiza más tranquilidad cuando tu negocio dependa de grandes presentaciones. Ahora y en el futuro, el láser te ofrece un rendimiento excepcional, además de la tranquilidad de una solución con tecnología de futuro.

Infografía Diez grandes razones para cambiar a la proyección láser

Sección Patrocinada por:

Sección patrocinada por...