Nueva LEICA M-P

LEICA M-P

La capacidad del buffer de memoria de la Leica M-P se ha incrementado a 2 GB – el doble que en la Leica M. esto garantiza que la Leica M-P está lista inmediatamente para disparar en casi todas las situaciones. Esto es una particular ventaja al disparar fotos en ráfaga, ya que los datos de la imagen deben ser almacenados en el buffer de memoria directamente tras el disparo, antes de escribir en la tarjeta de memoria SD. Esto significa que los usuarios pueden ahora reaccionar a los eventos con una espontaneidad aún más grande para capturar el momento decisivo en casi todas las situaciones fotográficas.

En términos de diseño, la Leica M-P se basa en las características típicas del sistema de telémetro de Leica, y se concentra en particular en la robustez y en una larga vida del producto. El uso de una cubierta de cristal de zafiro extremadamente resistente para el monitor LCD es un ejemplo de ello. Este material es tan duro que solo se puede trabajar con herramientas especiales de corte con diamante y es uno de los materiales más duros del mundo. En términos prácticos, la cubierta de zafiro del LCD es casi irrompible y ofrece una resistencia extrema, capaz de soporta muchos años de uso. Gracias a un recubrimiento anti-reflejos en ambos lados de la cubierta, la observación de la imagen es ahora aún mejor, incluso en condiciones difíciles de luz, y permite a los fotógrafos evaluar y comprobar cada imagen con una precisión óptima antes y tras la exposición.

El aspecto minimalista de la Leica M-P proporciona una gran discreción en las situaciones fotográficas más decisivas. Muchos fotógrafos que ya usan cámaras Leica M de hecho cubren el logo Leica rojo para trabajar de la forma más discreta posible. Precisamente por dicha razón, esta característica identificativa ha sido omitida en la nueva cámara de telémetro. En su lugar, la parte superior de la cámara ha sido grabada con el nombre de la marca Leica en la caligrafía clásica.

Otros nuevos detalles que podemos encontrar en la cámara incluyen una palanca de selección del encuadre con el que podemos proyectar en el telémetro seis encuadres de líneas brillantes diferentes para similar el encuadre del sujeto. Los encuadres correspondientes se muestran por parejas para las longitudes focales de 28 y 90 mm, 35 y 135 mm o 50 y 75 mm. Esto evita la necesidad de cambiar objetivos para evaluar el encuadre adecuado del sujeto, ofreciendo así una gran libertad creativa y permitiendo a los fotógrafos concentrarse por completo en componer sus imágenes.

La Leica M-P está disponible en dos versiones: negra y cromado plateado. La Leica M-P complementa la actual Leica M y ambas cámaras coexistirán en el mercado.

Más info: www.disefoto.es/leica

LEICA M-P

Sección Patrocinada por:

Sección patrocinada por...