Review: Lytro Illum (Primera Parte)

Lytro Illum

Primera parte de la Review Lytro Illum realizada por Martín Blanes y Jaime Pardo de www.imaxina.es para DNG Photo Magazine.

La unidad de Lytro Illum utilizada para esta review ha sido prestada por Rodolfo Biber S.A. Distribuidor Oficial de Lytro para España, Portugal y Andorra.

Es difícil predecir el futuro de la fotografía, pero la compañía Lytro lo tiene realmente claro y nos dan buena muestra con esta cámara, la Lytro Illum. La idea es sencilla: enfocar es cosa del pasado.

Esta es la segunda cámara de la compañía y están basadas en un concepto bastante antiguo pero nunca antes empleado en la fotografía digital: la cámara plenóptica. Este concepto viene de los primeros años del siglo XX pero nadie se había atrevido a desarrollarlo de forma comercial hasta que llegó Lytro.

Un diseño y construcción excelente son el broche de oro de la cámara más innovadora de las últimas décadas.

Review Lytro Illum

Un giro en el sentido de las agujas del reloj con dos dedos sobre la pantalla de la cámara abre la apertura al máximo f1; hacia el lado contrario cierra la apertura virtual a f16.

¿PERO, CUÁL ES LA DIFERENCIA?

El secreto está en su sensor. Los sensores tradicionales capturan la intensidad y el color de la luz que llega a cada fotodiodo, mientras que este sensor también captura la dirección de la luz. Esto nos permite enfocar la foto a posteriori, variar la profundidad de campo a nuestro antojo y crear imágenes y efectos 3d con pasmosa facilidad.

Y… realmente funciona! Sólo hay un problema actualmente: Esta cámara necesita unos 40 “megarayos” para crear una imagen final de casi 4 megapíxeles. Para los estándares actuales se queda un poco corto. Es el precio que tenemos que pagar por la increíble flexibilidad que nos da y que nunca antes nos atrevimos ni siquiera a soñar.

DISEÑO, INNOVACIÓN, CLASE Y ELEGANCIA:

Parece que Lytro no se conformó con innovar sólo con su tecnología. La estética de esta cámara es fresca y muy bien elaborada. Es, con mucho, el diseño más fresco que hemos visto en mucho, mucho tiempo. Está construida en aluminio y magnesio en un elegante gris antracita. Es cómoda en la mano, aunque es un poco pesada y grande. Nos gustaría que las grandes compañías se atrevieran a crear diseños como estos.

El objetivo es un zoom 30-250 constante f2 que no varía su tamaño. Cuando decimos constante significa… ¡constante! Esta cámara no tiene ni necesita un diafragma. Siempre tendrás una cantidad de luz equivalente a f2. De la profundidad de campo ya te preocuparás más tarde en el ordenador.

No tiene visor, pero tenemos una enorme pantalla LCD de 4 pulgadas táctil abatible. El diseño de menús es innovador y sencillo. Parece más diseñado por apple que por una compañía de cámaras fotográficas.

Un gran detalle es el “packaging”, absolutamente cuidado y elegante. Tienes la sensación de estar abriendo la caja de un producto de una boutique de lujo. También agradecemos que incluye gran cantidad de extras. Hasta el diseño de la batería y el cargador es elegante.

APRENDIENDO A TRABAJAR CON ELLA:

Al ser tan distinto el concepto de esta cámara nos obliga a “cambiar el chip” un poco. Le presentamos esta cámara a fotógrafos “tradicionales” y se sintieron totalmente perdidos al principio. El hecho de no enfocar y no variar el diafragma los confundía. Después de tantos años a todos nos cuesta un poco pensar de una forma distinta.

Review Lytro Illum

Con un solo dedo se puede seleccionar el área de reenfoque. Pausar ligeramente mientras se toca la pantalla para acceder al modo de desplazamiento de la perspectiva. Arrastrando la Imagen Viva la perspectiva de la imagen se desplazará interactivamente en la pantalla.

No obstante, sí tenemos que enfocar, pero nuestro rango es muchísimo más grande que antes. Cuando enfocamos decidimos el punto central de la profundidad de campo que podemos llegar a enfocar. Eso quiere decir que podremos escoger después si queremos enfocar algo que estaba delante o detrás de ese punto sin problema mientras esté dentro del margen que tenemos (que es realmente amplio). La cámara nos dirá constantemente cuanto rango de imagen seremos capaces de enfocar después.

Para enfocar podemos usar el autofocus en el disparador, la pantalla táctil o el aro de enfoque en el objetivo. Existe una opción más realmente novedosa: el botón de hyperfocal. Al pulsarlo calculará inmediatamente la hyperfocal, dándonos la profundidad de enfoque máxima de esta cámara. Para los que no estén familiarizados con este concepto, consiste buscar un punto de enfoque que nos dé la mayor profundidad teniendo como límite el “infinito” (óptico). Con excepción de la fotografía macro y sujetos muy cercanos, con esta opción podremos enfocar casi cualquier cosa.

Hablando de macro, esta cámara tiene una capacidad muy decente. Puedes enfocar a 0 cms del elemento frontal del objetivo. Sí, habéis leído bien: cero centímetros.

Con esta cámara puedes hacer fotos en modos automático, semiautomáticos y manual. Al no tener diafragma no tendremos prioridad de apertura, pero si de velocidad de obturación y de ISO, así como el modo P (o programa).

PROFUNDIDAD DE CAMPO:

Esto es aún más fascinante. Podemos exportar nuestras fotos hasta con profundidad de campo f1. De nuevo, esto no es una errata. Se acabó gastarse cantidades enormes de dinero en objetivos carísimos para lograr un área de enfoque un poquito más fina. Con esta cámara tienes una profundidad de campo equivalente a f1 desde 30mm hasta 250mm. El opuesto también es cierto, puedes lograr que esté enfocado casi prácticamente todo.

Review Lytro Illum

Punto de enfoque sobre la bola amarilla en primer plano. Punto de enfoque sobre la bola naranja al fondo.

DESPUÉS DE HACER LA FOTO:

Es el momento del ordenador. En este momento tendremos toda la magia en nuestras manos. Para transformar los archivos de la cámara en imágenes (o animaciones) necesitamos usar un programa propio de la compañía. En este momento es cuando decidiremos el punto de enfoque y la profundidad de campo y hasta variar un poco la perspectiva. También tendremos una especie de “Camera Raw/Lightroom” para ajustar nuestra imagen.

Al exporta la imagen podemos decidir exportarla en 2D o en 3D en múltiples formatos. Nos ofrece todo tipo de formatos 3D, tanto para televisiones/monitores tradicionales, pantallas 3D o para imprimirlas y verlas con gafas 3D sencillas (como las desechables del cine).

Una de nuestras opciones favoritas es crear animaciones combinando todas las opciones que podemos variar con la profundidad de campo y exportándolas como vídeo. Nunca ha sido tan fácil hacer un “focus-racking” preciso y controlado. También podemos crear pequeños efectos de paralaje variando la perspectiva.

Review Lytro Illum

Opciones de revelado de Lytro Desktop y vista 3D “lado a lado“

MUCHOS PUNTOS POSITIVOS…:

Obviamente la capacidad de reenfocar y decidir la profundidad de campo es increíble. Saber el rango de profundidad de campo en el momento de la captura es muy útil y diríamos que “liberador”.

El objetivo es realmente versátil. Poder hacer fotos siempre con una luz f2 es genial, sobretodo en el extremo “tele”. También nos permite emanciparnos de la imposición de usar poca profundidad de campo cuando la luz es escasa. Por otra parte, echamos en falta un poco más de alcance en el extremo angular.

Agradecemos mucho que la batería tiene una muy buena autonomía. La enorme pantalla táctil de cuatro pulgadas es un placer (aunque su resolución sea escasa). Poder previsualizar la profundidad de campo al revisar las fotos simplemente tocando en la pantalla es fascinante.

Los usuarios de dispositivos IOS pueden disfrutar de una gran aplicación para controlar la cámara aunque los de android todavía tendrán que esperar. A lo largo de los meses Lytro ha ido actualizando el firmware de la cámara añadiendo funciones constantemente y su software de edición cada vez es más completo y creativo.

Review Lytro Illum Review Lytro Illum

Cuatro exportaciones de la misma fotografía con diferentes puntos de enfoque

…Y TAMBIÉN ALGUNOS PUNTOS NEGATIVOS:

La resolución es baja para los estándares actuales. Para uso en web, video en 1080 (2d y 3d) e impresiones en 3d es suficiente, pero es escaso para impresiones 2d tradicionales. En cuanto al procesado, al ser archivos tan grandes, necesitamos un ordenador potente para lograr una experiencia fluida. El rendimiento de ISOs también es bajo comparado con las cámaras actuales, aunque sus resultados en ISO base son francamente buenos.

La ergonomía es muy buena, pero es un poco grande y pesada. Los aros de goma a veces pueden llegar a deslizarse. No comprendemos por que usa una zapata de flash propietaria. Nos gustaría que el objetivo fuese estabilizado pero posiblemente eso imposibilitaría el uso de esta tecnología.

Review Lytro Illum

Opciones de Efectos de Profundidad en Lytro Desktop

EN CONCLUSIÓN:

Esta cámara abre las puertas a una nueva era en la fotografía. Es como si alguien del futuro nos hubiera traído una cámara para que juguemos con ella. El resto de las compañías comienzan a interesarse por esta tecnología (y algunas ya están registrando patentes) pero aún van muy lentos al respecto.

Echamos en falta más resolución y un mejor rendimiento de ISO. En cuanto mejoren estos aspectos el resto de compañías comenzarán a preocuparse.

Esta cámara aún no es perfecta y de momento no va a sustituir a tu equipo tradicional. Más bien está dirigida a complementarla y abrirte un abanico de posibilidades que ni siquiera llegaste a soñar nunca. Con el precio actual de la cámara se convierte en una posibilidad muy tentadora de aumentar nuestros recursos artísticos. Se abren ante nosotros posibilidades creativas nunca antes vistas. Bienvenidos al futuro.

En la segunda parte de este artículo exploraremos el apartado más artístico de esta cámara y las increíbles posibilidades que nos ofrece dentro de proyectos artísticos reales, tanto en fotografía como en vídeo. ¡Os esperamos!

Sección Patrocinada por:

Sección patrocinada por...
1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Primera parte de la Review Lytro Illum realizada por Martín Blanes y Jaime Pardo de http://www.imaxina.es para DNG Photo Magazine. (ver primera parte) […]

Los comentarios están desactivados.