Review PixelStick

PixelStick

Review Sony RX10 II realizada por Jaime Pardo y Martín Blanes de www.imaxina.es para DNG Photo Magazine

Es poco frecuente encontrar en el mundo de la fotografía un concepto tan novedoso y al mismo tiempo tan divertido. El Pixelstick (www.thepixel­stick.com) es ambas cosas sin lugar a dudas.
Se trata de la evolución radical del “light­painting”. De hecho es como un gigan­tesco pincel para pintar con luz en movimiento.

PERO… ¿QUÉ ES EL LIGHT­PAINTING?

Como dice la palabra, lightpainting es pintar con luz. Para esto ponemos nuestra cámara en una exposición larga (5 a 10 segundos o más) con una apertura muy cerrada. Mientras la fotografía se expone pintamos con cualquier fuente de luz que tengamos. ¡El único límite es tu creatividad! De hecho, es una de las cosas más divertidas de hacer en fotografía y una excusa fantástica para salir de noche a hacer fotos con tus amigos. El Pixelstick eleva este concepto a otro nivel.

Se trata de una “vara” con 200 leds a la que le introducimos unas imágenes que preparamos previamente en el ordenador. Cuando lo activamos los leds irán cambiando de color según la imagen que tengamos cargada. Para “extender” la imagen basta con caminar a velocidad normal con el Pixelstick hacia la cámara.

Foto con PixelStick

Prueba con 8 segundos de exposición ISO 64 y F4 con una distancia focal de 34mm

La superficie con leds mide unos 180 centímetros por lo que podemos hacer imágenes bastante altas. La longitud viene determinada por la imagen que carguemos y puede ser prácticamente ilimitada.

PRIMEROS PASOS:

Se necesitan unos cuantos intentos para empezar a tener buenos resultados (recomen­damos llevar amigos las primeras veces. ¡La diversión está garantizada!). Tienes que calibrar la velocidad a la que caminas y tus posiciones respecto a la cámara para que las imágenes se pinten de la forma que tú quieras. Una vez tienes un poco de práctica puedes comenzar a experimentar. El único límite aquí es tu creatividad.

Foto con PixelStick

Antes de empezar tienes que preparar tus imágenes. Tienes dos opciones: lo puedes hacer en tu editor de fotos siguiendo unos pasos muy sencillos (pasarla a bmp con 200 píxeles de altura y rotarla hacia arriba) o puedes subir la imagen a la web del fabricante y te la convierte automáticamente. Los píxeles negros simplemente no se encenderán, por lo que serán transparentes. Una vez hecho esto pasaremos las imágenes a una tarjeta SD que insertaremos en el controlador del Pixelstick y ya estaremos preparados.

Realmente no es complicado de usar una vez que tienes algo de práctica. Puedes configurarlo a distintas velocidades, direcciones, intensidades… Agradecemos el esfuerzo de los creadores en dotarlo de tanta flexibilidad.

Foto con PixelStick

EL ÚNICO LÍMITE ES TU CREATIVIDAD:

Los creadores del Pixelstick dejan el balón en tu tejado. Las posibilidades son infinitas. Hay quien incluso ha creado impresionantes timelapses/stop-motions pintando figuras con él. Puedes crear imágenes concretas o absolutamente abstractas. Puedes usarlo para pintar o para iluminar creativamente. La luz puede ser la protagonista o un complemento a la imagen….

EL PIXELSTICK:

Como hemos dicho es una “vara” con 200 leds muy luminosos. Para que sea más fácil su manejo tiene un mango un poco simple pero que cumple su cometido. En la parte opuesta a los leds lleva una funda con un soporte para 8 pilas AA (que duran una eternidad) y la unidad controladora. Esta unidad tiene una pantalla led monocromática para configurarlo a nuestro gusto y seleccionar las imágenes que queremos. Hay abundantes botones y su uso es muy sencillo.

Controlador PixelStick

Todo esto viene separado en varias piezas. Las primeras veces es un poco lioso de ensamblar (y a veces incluso se atasca) pero una vez te acostumbras no es complicado. Todo esto viene en una bolsa de viaje de buena calidad. Un buen detalle es que el interior es naranja para que puedas verlo de noche (porque, de hecho, casi siempre vas a usar el Pixel­stick de noche). Por otra parte trae unos difusores (les llaman lentes) que ponemos delante de los led para evitar que las imágenes se vean pixeladas.

Leds PixelStick

Se trata de un producto bien pensado y diseñado. Necesitas algo de práctica antes de poder soltarte. Una vez tengas un poco de soltura es el momento de explorar ideas creativas. Los resultados no te defraudarán.

Agarre PixelStick

¿PARA QUIÉN ES?

Para todos los que tengan un poco de imaginación y disfruten creando. Vemos que muchos fotógrafos pueden aprovecharlo para efectos increíbles, desde pintar logotipos hasta los nombres de unos novios en una boda, pasando por iluminaciones creativas y todo tipo de narrativas audiovisuales.

Foto con PixelStick

Foto con PixelStick

Los reviewers jugando con el Pixelstick y múltiples exposiciones

CONTRAS:

  • Es relativamente caro. 349$ es bastante dinero si no le vas a sacar partido.
  • Hay que aprender a usarlo. No esperes resultados perfectos a la primera.
  • El mango nos ha parecido demasiado simplón. Una cubierta de goma o una forma más ergonómica sería útil.
  • No puedes previsualizar las imágenes en el controlador. Nosotros lo solucionamos cargándolas en el móvil para saber qué imágenes seleccionar. Nos encantaría que en la próxima versión incluyan una simple pantalla LCD.
  • En la controladora el nombre de los archivos está limitado a 8 caracteres. Tienes que tenerlo en cuenta al nombrar tus archivos y llega a ser lioso. Por otra parte, sólo lee hasta un nivel de carpetas, por lo que no puedes meter carpetas dentro de carpetas.
  • Necesitas ser muy creativo para sacarle partido. Aunque esto no sea en sí un punto negativo, puede llegar a aburrirte si no estás dispuesto a explorar nuevas ideas.
  • En algunos casos 200 leds pueden ser pocos y puede resultar una imagen pixelada. Tienes que tenerlo en cuenta al preparar tus imágenes para sacarle el máximo partido.

CONCLUSIÓN:

Es una gozada. Se trata de un producto bien pensado y diseñado. Necesitas algo de práctica antes de poder soltarte. Una vez tengas un poco de experiencia puedes lograr resultados espectaculares con un poco de imaginación.

La imaginación es precisamente la clave de este producto. Sus creadores dejan la pelota en nuestro tejado.

Foto con PixelStick

Carlos Longarela, Martín Blanes y Jaime Pardo, foto final review PixelStick

Desde aquí queremos felicitar a Bitbanger Labs por poner en nuestras manos un concepto tan novedoso, único y divertido.

Sección Patrocinada por:

Sección patrocinada por...