Review Sony A7R II

Review Sony A7R II

Review Sony A7R II realizada por Martín Blanes y Jaime Pardo de www.imaxina.es para DNG Photo Magazine.

Review publicada en el número 119 de la revista DNG Photo Magazine del mes de julio 2016.

La serie de cámaras full frame mirrorless de Sony ha irrumpido con tanta fuerza que hasta los fans más leales de Canon y Nikon han empezado a pasarse a este bando. Hoy os presentamos al nuevo buque insignia de la compañía, la A7R II, la cámara que ha recibido la inmensa mayoría de premios a la “mejor cámara del año” de la prensa especializada.

Mientras el resto de compañías se conforman con mejorar tímidamente las características de sus nuevos modelos, Sony ha decidido incorporar al mismo tiempo una inmensa lista de mejoras en esta pequeña cámara: grabación interna en 4k, 42 megapíxeles de resolución, un visor electrónico excelente y enorme, autofocus híbrido muy rápido con 399 puntos de enfoque, estabilización de imagen de 5 ejes en el sensor… ¡y esto sólo es el comienzo!

EMPECEMOS POR FUERA:

Por fin Sony nos ofrece una cámara resistente a salpicaduras y con un cuerpo de aleación de magnesio. Ya que es un poco más grande y pesada que sus predecesoras, nos resulta más cómoda en la mano. El nuevo grip y una inteligente redistribución de algunos botones mejoran mucho la ergonomía y la experiencia de uso. También han reforzado la montura para soportar objetivos más grandes y pesados.

SENSOR ESTABILIZADO DE 42 MEGAPÍXELES:

Hace un año sería impensable tener un sensor full frame de 42 megapíxeles BSI estabilizado en 5 ejes. Sony no sólo lo ha conseguido si no que ha logrado meterlo todo en una de las cámaras full frame más pequeñas del mercado. Los resultados de calidad de imagen son excelentes. Sony es el fabricante líder de sensores del mercado y eso se nota.

Cuenta la leyenda que Sony se ha inspirado en la tecnología antisísmica de la arquitectura japonesa contemporánea para crear su sistema de estabilización de imagen. Esta tecnología resulta efectiva, aunque en la realidad compensa algo menos de los 4.5 pasos que anuncian en su publicidad. Cuando lo combinamos con un objetivo estabilizado, ambos sistemas se suman de forma inteligente y los resultados son aún mejores. Esto nos permite hacer fotografías nítidas a velocidades de obturación realmente bajas y eliminar los problemas de micro-trepidaciones presentes en todas las cámaras con resoluciones tan altas.

La estabilización funciona tanto para foto como para vídeo, permitiendo buenas tomas con la cámara en la mano. De todas formas no debemos engañarnos, ya que no suple a una Steady-cam o gimbal cuando caminamos.

Hemos de advertir que los archivos producidos por esta cámara son realmente grandes. Podemos elegir RAW comprimido (unos 50 megas por foto) o RAW sin comprimir (sobre 80 megas por foto). En el mundo real no notamos apenas diferencia entre ambos archivos salvo en casos muy determinados, por lo que recomendamos limitar el uso del RAW sin comprimir para casos muy especializados.

ROMPIENDO LAS FRONTERAS DEL ISO:

A pesar de que la A7S es la reina del mercado, esta cámara está realmente cerca. En nuestras pruebas hemos visto que las fotografías tienen resultados muy cercanos hasta ISO 12.800. A partir de ahí la A7S tiene una ventaja de algo menos de 2 pasos. En todo caso, ambas cámaras superan al anterior standard del mercado, la Canon 5D mark III.

Existe un mito que dice que cuanto mayor es la resolución, peor es el rendimiento en ISO, ya que los fotosensores son más pequeños y pueden recibir menos luz. De alguna forma Sony ha logrado sobrepasar este problema con este sensor, logrando un rendimiendo muy superior a cámaras con fotodiodos mucho más grandes. Nos sentimos cómodos haciendo fotos hasta ISO 6.400 o 12.800. A partir de ahí empiezan a notarse el ruido y la bajada en reproducción cromática y detalle.

HABLANDO DE ENFOQUE:

Esta cámara es perfecta para adaptar objetivos ya que nunca tendrá problemas de front o back-focus, ya que el enfoque se hace sobre el propio sensor y no sobre una unidad de enfoque independiente, por lo que no es necesario corregir los valores ni calibrar el enfoque. Esto se aplica a todo tipo de objetivos, desde nativos a adaptados (e incluso manuales con adaptadores inteligentes).

Por otra parte, Sony ha mejorado aún más su enfoque directo a la pupila del ojo, haciéndolo más rápido. Esto se suma al fantástico reconocimiento inteligente de caras (puedes registrar por orden de preferencia unas caras y priorizará el enfoque en ellas cuando haya más personas en el frame). Todos estos modos pueden funcionar con seguimiento tanto en foto como en video.

MILES DE OBJETIVOS A TU DISPOSICIÓN:

De momento tenemos pocos objetivos nativos para estas cámaras aunque su calidad es excepcional (como el Sony macro FE 90mm f2.8 que probamos en el número 117 de mayo). Sony está sacando nuevos objetivos a buen ritmo, pero aún tiene muchos huecos en su catálogo.

Uno de los puntos fuertes de esta cámara es que puedes suplir esas carencias adaptando objetivos de otras marcas. Las posibilidades son casi infinitas. Gracias a su nuevo enfoque híbrido nos permite enfocar con objetivos Canon y Nikon a buena velocidad y con precisión usando el adaptador correspondiente. Generalmente esta velocidad de enfoque es un poco más lenta que sobre una cámara nativa aunque aceptable. Curiosamente los usuarios han descubierto que excepcionalmente algunos objetivos enfocan mejor con esta cámara que dentro de su sistema nativo, como por ejemplo el mítico Canon 50mm f1.2 (famoso por ser muy lento en apertura máxima).

De hecho, Sigma ha preferido desarrollar un adaptador propio para sus objetivos Canon en vez de crear una nueva línea de objetivos para montura Sony E y FE.

Pero la auténtica revolución son los nuevos adaptadores que dotan de autofocus a objetivos manuales clásicos (que nunca han tenido autofocus). Techart acaba de lanzar al mercado un adaptador inteligente para objetivos manuales Leica al que le podemos añadir adaptadores para casi todas las monturas clásicas del mercado. ¡Es hora de darle nueva vida a todos esos fantásticos objetivos clásicos!

Esta es una estrategia muy inteligente por parte de Sony: los fotógrafos pueden cambiar de sistema sin tener que hacer una inversión ingente de nuevo para comprar todos los objetivos que necesitan. Les llegaría con adaptar los que ya tienen.

EXCELENTE VISOR ELECTRÓNICO:

En nuestra opinión este es el primer visor electrónico que puede competir con los visores ópticos clásicos. Las claves para esto son su pantalla OLED, su sistema óptico de 4 lentes, sus recubrimientos especiales propietarios de Zeiss, una muy buena velocidad de refresco y una magnificación de 0.78x (la más grande del mercado, similar a las cámaras de alta gama del resto de compañías). Los colores, nitidez y contraste son muy buenos.

Presenta grandes ventajas respecto a un visor tradicional: siempre tenemos toda la información en la pantalla (incluso podemos revisar fotos o navegar menús desde el visor) y podemos previsualizar la imagen final (exposición, balance de blancos, enfoque…). La guinda del pastel es poder ampliar la imagen para enfocar con mayor precisión.

VIDEO CINEMÁTICO:

Esta cámara brilla por la calidad de su video en 4K (UHD) aunque con matices. El modo crop (Super 35 o APS-C) es mucho mejor que el modo full frame. De esta forma lograremos un rendimiento de ISO cercano a la mítica A7S y un moiré casi inexistente. El modo full frame también es bueno (aunque no tanto) siempre y cuando estemos en condiciones óptimas ya que es menos nítido y susceptible al moiré y banding. Desgraciadamente, el rolling shutter es más perceptible en el modo crop que en el full frame.

Para suplir las limitaciones de su codec en 8 bits a 4:2:0 han incorporado su famoso perfil S-Log2 con una ISO base de 800. Agradecemos que mejoraran este perfil respecto al de la A7S ya que ahora no presenta esa molesta tendencia al verde. Gracias a esto es mucho más fácil el etalonaje con esta cámara.

DISPARO SILENCIOSO:

Esta es la cámara perfecta para hacer fotos en conciertos de música clásica y obras de teatro ya que tiene un modo de fotografía totalmente silencioso con obturador electrónico. De todas formas hemos de tener cuidado con este modo ya que podemos sufrir efecto jello (gelatina) si lo utilizamos para capturar movimientos rápidos. También es suceptible de sufrir banding por culpa de la pulsación de la luz (especialmente con neones) en velocidades intermedias de obturación. En estos casos debemos volver al modo de disparo standard.

LOS ETERNOS PROBLEMAS DE SONY:

No alcanzamos a comprender como Sony insiste en no corregir detalles que toda la comunidad de profesionales rechaza: la mala estructura de menús y la pésima colocación del botón de grabación.

La escasa duración de las baterías también es un problema en todas las cámaras Sony. Por ejemplo, la GH4 de Panasonic rinde 3 veces más por batería que esta cámara. No obstante, la A7R II tiene más autonomía por batería que sus predecesoras. La solución es llevar más baterías y cambiarlas más a menudo (actualmente hay opciones de terceras compañías muy baratas). Por otro lado, se pueden cargar las baterías en la propia cámara a través del puerto USB. También puedes usar las baterías externas para móviles (power banks) para cargar tus baterías o incluso alimentar la cámara.

Otro gran problema es que tiende a recalentarse y dejar de funcionar cuando llevamos tiempo grabando vídeo (como por ejemplo durante una larga entrevista o conferencia sin hacer cortes).
Para todos aquellos que quieran pasarse a Sony debemos advertirles que lleva un poco de tiempo reacostumbrarse a esta cámara, su comportamiento y sus menús, pero el esfuerzo merece la pena.

¿PARA QUIÉN NO ES ESTA CÁMARA?

No recomendamos esta cámara a fotógrafos de deportes (o cualquiera que necesite un rendimiento realmente rápido). Aunque el autofocus y el seguimiento es muy bueno aún no alcanza la velocidad de una 1Dx o una D5 (que cuestan el doble y tienen menos de la mitad de resolución).

Si nunca has usado una cámara Sony vas a tardar un poco en acostumbrarte a entender el autofocus y la estructura de menús (que es francamente mejorable).

CONCLUSIÓN:

Esta impresionante cámara ha logrado convencer a fans acérrimos de todo tipo de marcas a pasarse a Sony. La verdad, no es de extrañar en absoluto. A pesar de sus defectos (que sin duda los tiene), casi todo en esta cámara es fantástico: autofocus híbrido más que decente (incluso con lentes manuales!) con 399 puntos de enfoque, un sensor con una resolución, color, detalle y rango dinámico extraordinarios, una ISO alta entre las mejores de la gama alta del mercado, estabilización de imagen en el propio sensor, obturador silencioso, perfiles S-Log, calidad de vídeo excepcional (sobretodo en modo crop), un inmenso visor electrónico realmente bueno, … ¡sólo nos gustaría que fuera más barata!

PUNTOS POSITIVOS (de forma muy resumida):

  • Resolución enorme (¡42 megapíxeles!) sin filtro para una nitidez, color y detalle extraordinarios
  • ISO alta excepcional
  • Estabilización de imagen en el propio sensor de 5 ejes
  • Autofocus híbrido rápido incluso con lentes Canon, Nikon, etc. con 399 puntos de enfoque
  • Los últimos objetivos de Sony y Zeiss para Sony son excelentes
  • Enorme rango dinámico
  • Excelente calidad de video en modo crop (y el mejorado perfil S-LOG2 ya es la guinda si lo sabes aprovechar)
  • Obturador totalmente silencioso
  • Acepta casi cualquier objetivo manual del mercado (e incluso puedes tener autofocus con ellos con el adaptador inteligente adecuado)
  • Cuerpo compacto y cómodo (mucho mejor que el de la generación anterior)
  • Visor electrónico enorme y de gran calidad
  • A prueba de salpicaduras
  • Los nuevos objetivos de Sony están a la altura o superan a los de la competencia
  • El modo de disparo silencioso
  • El obturador soporta al menos 500.000 disparos
  • ¡Todos los botones son customizables!

PUNTOS NEGATIVOS:

  • El sistema de menús de Sony necesita una mejora urgente en todas sus cámaras
  • Se sobrecalienta cuando grabas vídeo de forma continua
  • Aunque rápida, tarda más en encenderse que una DSLR
  • El modo de 4k en full-frame es mejorable (mientras que el modo crop es soberbio)
  • Ocasionalmente puede bloquearse
  • Echamos en falta un joystick para seleccionar los puntos de enfoque
  • El autofocus con poca luz es mucho más lento y puede fallar
  • La localización del botón de grabación de video es pésima
  • Al igual que el resto de las cámaras Sony, las baterías duran poco
  • Los objetivos nativos son muy caros
  • Los objetivos nativos no son tan compactos como la propia cámara
  • Sólo 5fps con autofocus continuo
  • Necesitas tajetas SDXC de alta gama para aprovechar sus funciones
  • Nos gustaría que la pantalla LCD pudiera moverse hacia los lados también como la GH4
  • ¿Por qué una cámara de estas prestaciones no tiene una pantalla táctil para seleccionar puntos de enfoque cuando sus hermanas pequeñas sí la tienen?
  • La pantalla LCD no es lo suficientemente luminosa para verla a plena luz del día en verano
  • ¡Ojalá fuera más barata!

Sección Patrocinada por:

Sección patrocinada por...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario