Olympus presenta la nueva PEN-F

Olympus PEN-F

Muchos amantes de la fotografía dicen que la satisfacción que les proporciona esta afición tiene que ver en buena medida con el diseño del equipo fotográfico que manejan y con la percepción de una calidad profesional en las imágenes que obtienen.

La nueva PEN-F ha sido concebida claramente para conseguir estas dos premisas. Se trata de la PEN más potente en cuanto a prestaciones y de una de las cámaras más bonitas de la marca.

A pesar de las limitaciones en tamaño del formato Micro Four Thirds, la PEN-F conserva mucha de la moderna tecnología óptica de cámaras más grandes, como las de la gama OM-D de última generación de Olympus. Por ejemplo, el sistema de Estabilización de Imagen en 5 ejes más potente del mercado (que compensa hasta 5 pasos EV disparando con niveles de ISO bajos) o un visor electrónico integrado con previsualización en tiempo real de los ajustes realizados. Algunos de estos ajustes pueden hacerse directamente por medio del nuevo Dial Creativo, que proporciona al usuario un acceso directo a una amplia variedad de nuevos filtros avanzados. El prominente dial metálico pertenece indiscutiblemente a la escuela de diseño PEN, en el que se mezclan elementos retro con otros más modernos, contando con los mejores materiales y una línea espectacular.

Por otro lado, en la carcasa de la PEN-F no hay ni rastro de tornillos. La silueta clásica y el alto rendimiento de la PEN-F son un gran reclamo para los jóvenes más modernos, tanto en la calle como en internet. Con unas especificaciones espectaculares y un precio muy asequible, esta cámara lo tiene todo para ser un gran éxito.

La PEN-F saldrá a la venta en los colores negro y plata a mediados de febrero de 2016. Tendrá un precio de 1199 € en formato body only, de 1399 € en un kit con el objetivo M.ZUIKO DIGITAL ED 14-42 mm 1-3.5-5.6 EZ Pancake y de 1499 € con el objetivo M.ZUIKO DIGITAL 17 mm 1:1.8.

Inconfundible diseño PEN

Al igual que el resto de las cámaras del sistema Micro Four Thirds, la PEN-F está pensada para disfrutar de la fotografía del día a día sin necesidad de trípode, este es el motivo por el que es mucho más ligera y compacta que una réflex digital. Además, también presenta un aspecto bastante más atractivo, algo de lo que uno se da cuenta especialmente cuando tiene una de estas cámaras en las manos. Sorprende que a pesar de ser una cámara relativamente pequeña, transmite mucha sensación de fiabilidad. Las texturas y las líneas refinadas envían un claro mensaje de que esta es una cámara para aquellos que aprecian las cosas buenas en la vida y que son capaces de incorporar esas cosas a su propia fotografía. El equipo de diseño de Olympus ha conseguido convertir la PEN-F en un icono con estilo propio que está a la altura de la reconocida gama F original. Complementando su clásico exterior, el nombre de la marca está grabado en su carcasa metálica y la piel que rodea a la cámara es muy agradable al tacto. Los diales también presentan un diseño muy atractivo tanto en su forma como en sus dimensiones.

Visor electrónico incluido

Las aspiraciones icónicas de la PEN-F no se limitan a su diseño. La fotografía a pie de calle es cada día más popular y las nuevas prestaciones PEN son perfectas para la práctica de la misma. Un visor electrónico que permite una fotografía de estilo telemétrico, que ofrece un asistente al enfoque con pico de enfoque y una magnificación de la imagen de 0,62x. Este visor electrónico cuenta con una gran pantalla OLED de alta definición con 2,36 millones de puntos de resolución, que ofrece una previsualización en tiempo real de todos los ajustes, también a los que se pueden realizar por medio del nuevo Dial Creativo. Por otra parte, la Estabilización de Imagen en 5 ejes de esta PEN sirve para evitar que se obtengan imágenes borrosas.

Nuevas opciones creativas

El amplio dial metálico en la parte frontal de la PEN-F es una puerta de acceso a nuevas funciones creativas. Las cámaras de Olympus ofrecen una amplia variedad de filtros y de funciones que además son muy fáciles de utilizar. El Dial Creativo es un ejemplo de ello, ya que se puede manejar sin mirar y proporciona un acceso rápido a cuatro funciones diferentes, dos de las cuales son nuevas de la gama PEN: el Control de Perfil Monocromo y Control de Perfil del Color. La primera es un filtro en blanco y negro con ajuste de las sombras, el grano y la curva de gradación, con tres opciones predefinidas diferentes disponibles. El Control del Perfil del Color también dispone de tres opciones predefinidas y permite el ajuste de la curva de gradación. Puede utilizarse para ajustar la saturación de 12 colores en 11 niveles diferentes. Una palanca que se monta en la parte trasera de la cámara permite cambiar con facilidad entre los diferentes modos de imagen.

Sin filtro de paso bajo para una mayor resolución

La calidad de imagen es un aspecto en el que las voluminosas réflex digitales podrían esperar superar a la PEN-F, pero la gran mayoría de ellas se quedan atrás también en este asunto. Esta cámara no es solo una pieza de diseño única, sino que también incluye la tecnología más moderna. Con el sistema de estabilización de imagen más potente del mercado* y con un nuevo sensor de imagen de 20 megapíxeles que carece de filtro de paso bajo, se consiguen tiempos de exposición más largos con una sensibilidad ISO baja. Este nuevo sensor proporciona una resolución un 25% mejor, mientras que consigue mantener unos niveles muy bajos de ruido y un rango dinámico de alto rendimiento. Los resultados son impresionantes, especialmente en la fotografía espontánea tomada con la cámara en mano. La ligera PEN-F es una cámara perfecta para ese tipo de disparos.

Una respuesta extremadamente rápida

La velocidad de respuesta es algo muy importante en la captura de instantáneas y es una equivocación pensar que las cámaras réflex digitales responden más rápido que sus equivalentes del sistema Micro Four Thrids. La PEN-F confirma que esto es un mito, ya que presenta el tiempo de demora más corto* de la categoría entre que se pulsa el disparador y se realiza el disparo. Su autoenfoque también es muy rápido, gracias a la función AF con Detección Ocular y al enfoque directo por medio de la pantalla táctil.

La PEN-F también ofrece a los amantes de la fotografía a pie de calle muchas otras ventajas. Con una ráfaga de disparo de hasta 10 fps es muy fácil seguir el rastro de sujetos en rápido movimiento y con una pantalla LCD inclinable de alta resolución se pueden grabar fotos y vídeos desde ángulos difíciles con total comodidad. Cumpliendo con las peticiones de fotógrafos experimentados, Olympus ha combinado la Medición de Zoom AF con el AF en Detalle, para corregir la exposición en cualquier situación de disparo, mientras que otra función ya probada en la gama OM-D, el disparo de alta resolución, permite aumentar la resolución hasta un equivalente de 50 megapíxeles.

Para subir tus imágenes a comunidades fotográficas y a las redes sociales, la PEN-F cuenta con capacidades Wi-Fi y con la aplicación gratuita OI.Share 2.6. También presenta otras prestaciones muy útiles, como el Filtro de Ondas Supersónicas, que elimina eficazmente las partículas de polvo que se pueden pegar al sensor durante el cambio de objetivos y que evita tener que recurrir a complejos procesos de limpieza de las lentes. Además, para los usuarios que buscan estilo y elegancia, la PEN-F es compatible con una gama especial de accesorios de diseño, así como con unos 40 objetivos M.ZUIKO, como los pertenecientes a la serie profesional M.ZUIKO PRO.

Todas las cámaras y objetivos de Olympus incluyen una extensión de seis meses de la garantía al registrar estos productos en la plataforma online MyOlympus.

Más info: www.olympus.es

Olympus PEN-F

Sección Patrocinada por:

Sección patrocinada por...