D.OAK vol. 2 proyecto seleccionado por el Programa Crisálida

D. OAK Magazine

El segundo volumen de la revista D. OAK Magazine es el proyecto seleccionado por la editorial Signo editores, a través del Programa Crisálida, dotado de una aportación económica de 2.000 €. Con este trabajo, la editorial ha concedido 6.000€ para que tres proyectos del ámbito de las artes visuales, puedan desarrollarse.

D. OAK magazine es una revista de fotografía documental, con periodicidad anual, que recopila los proyectos realizados por los profesionales de la agencia y productora OAK Stories. Tras el éxito en su lanzamiento el pasado año, acaban de editar el segundo volumen. Como ocurrió en el primer número, en esta ocasión han buscado financiación a través de una plataforma de crowfunding. La aportación económica conseguida a través del Programa Crisálida ha permitido la impresión de la revista, así como aumentar el número de ejemplares de la tirada: «Gracias al mecenazgo del programa Crisálida hemos hecho realidad D.OAK nº02, y hemos cumplido uno de nuestros objetivos anuales: aumentar la tirada de 300 a 350 ejemplares con respecto al primer volumen», explica Javier Corso, director y diseñador de D. OAK.

La calidad del proyecto; el exhaustivo trabajo documental y el interés social son algunos de los criterios que ha valorado la Comisión de seguimiento de Signo editores para elegir los proyectos. En este sentido «no hemos dudado en dar nuestro apoyo a D.OAK magazine, un proyecto tan importante como necesario para la fotografía documental. La revista nos ofrece un alto sentido estético y narrativo. Además, su impecable impresión en papel le da un valor añadido» indica Gonzalo Revidiego, director del Programa Crisálida.

Este segundo volumen de la revista condensa un año de trabajo en Japón y Bolivia. Dos reportajes, Matagi y Amazon Tears, que llevan la firma de los fotógrafos Javier Corso y Mingo Venero; el cineasta Lautaro Bolaño; el investigador Alex Rodal y la periodista Wayra Ficapal.

Matagi retrata una comunidad de cazadores tradicionales que viven en pequeños pueblos y aldeas en los altiplanos del norte de Honshu, la isla principal de Japón. Desde sus orígenes a mediados del siglo XVI se han ganado la vida vendiendo carne, pieles y otros productos derivados de la caza. Su principal presa es el oso negro japonés, una subespecie catalogada como vulnerable y amenazada según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

La selva amazónica de Bolivia es la protagonista de Amazon Tears. Un trabajo documental que se centra en las consecuencias de la fiebre del caucho de finales del siglo XIX y principios del XX. Con la extracción del látex del caucho y su comercialización para producir neumáticos para bicicletas y automóviles se produjo una amplia expansión de la colonización europea en la Amazonía que causó transformaciones culturales y sociales, especialmente dramáticas para las poblaciones indígenas.

«La publicación D. OAK tiene un claro papel divulgativo, no solo de los temas que documentamos alrededor del mundo, sino también de la labor en sí que desarrollamos fotógrafos, periodistas, cineastas e investigadores. Por ello, los textos de la revista son un espacio reservado al relato en primera persona de las experiencias de nuestros profesionales sobre el terreno, donde compartimos con los lectores nuestra metodología de trabajo, las adversidades de un proyecto y la forma de superarlas; además de anécdotas, primeras impresiones y reflexiones sobre nuestro papel a la hora de contar historias y sobre los temas que tratamos», explica Javier Corso.

El segundo volumen llega con una edición limitada, que se puede adquirir a través de la web de OAK Stories. La primera presentación de la revista tendrá lugar el próximo día 2 de octubre en el Institut d’Estudis Fotogràfcis de Catalunya.

Programa Crisálida, de Signo editores

El Programa Crisálida nace de la ilusión por dar visibilidad a todos aquellos proyectos que tienen mucho que aportar al tejido de la cultura visual, pero que por falta de financiación se han quedado en una idea. Con esta iniciativa, seis proyectos al año tendrán la oportunidad de desarrollarse.

«El Programa Crisálida es un paso más en el compromiso que Signo editores mantiene con la sociedad, especialmente, en el ámbito cultural. Llevamos varios años organizando certámenes, de literatura y fotografía, para dar visibilidad al trabajo de artistas en estas dos disciplinas. Crisálida es un programa más amplio: tiene continuidad en el tiempo y engloba todas aquellas iniciativas relacionadas con las artes visuales, que enriquecen el conocimiento cultural de la sociedad, como es el caso de esta revista de fotografía documental», comenta Esmeralda Gómez, responsable del área de RSC de Signo editores.

En este programa tienen cabida todas aquellas iniciativas relacionadas con las artes visuales: contenido audiovisual, diseño, fotografía, arquitectura, videojuego o artes plásticas; así como todos aquellos proyectos que tengan un carácter educativo o divulgativo de la cultura visual.

Crisálida es un programa abierto, no hay límite temporal para enviar los proyectos. De entre todas las iniciativas que se vayan recibiendo a través de la web signoeditorescrisalida.es, se seleccionará un proyecto cada dos meses, el cual recibirá una dotación económica de 2.000€.

Con este proyecto ya son tres los trabajos seleccionado por el Programa Crisálida-el primero se concedió en mayo a un proyecto fotográfico, Montaña abierta, de Cristiana Gasparotto; y el segundo se concedió en julio al escultor Rafael Fuster y su proyecto El arte de los niños, una iniciativa que lleva el aula a los museos-.