Review LG G5

LG G5 Cam Plus

En esta ocasión vamos a hablaros de las pruebas realizadas a un SmartPhone que bien puede llegar a ser un excelente complemento fotográfico a nuestra cámara e incluso reemplazarla en más de una ocasión, porque como siempre decimos, lo que debemos tener claro es que la mejor cámara es aquella que siempre llevamos encima, y si dicha cámara además tienes características Pro, pues entonces nos encontramos ante un digno sustituto. Se trata del LG G5 (LGH850), que ya hemos usado y probado muy satisfactoriamente en esta pasada edición de photokina.

Además el modelo probado contaba con el módulo LG Cam Plus, ya que este SmartPhone es un teléfono modular al que le podemos añadir complementos, pero tratándose de fotografía lo que nos interesa en esta ocasión es la funcionalidad fotográfica.

Exterior

LG G5 Modular

Vamos a comenzar con las características generales para después centrarnos en su faceta fotográfica. Se trata de un SmartPhone de diseño modular como ya mencionamos, que cuenta con un cuerpo metálico y batería extraíble de Li-ion y 2800mAh, lo que nos brinda una buena autonomía, aguantando perfectamente todo el día con un uso medio. En cuanto a la duración de la batería, tanto de este modelo como de cualquier otro competidor, debemos tener muy en cuenta que es muy variable dependiendo del uso que le demos, opciones de sincronización activadas, tipo de red a la que estemos conectamos (2G, 3G, 4G, WiFi…), la cobertura de la misma, aplicaciones instaladas y que se ejecuten en segundo plano, etc., etc., por lo que ante un mismo modelo nos encontraremos gente que le dure unas ocho horas y otros que les llegue perfectamente la carga a los dos días.

Siguiendo con las características físicas del modelo, debemos destacar que su pantalla es Quantum IPS  de 5,3 pulgadas con una resolución de 2560×1440 puntos y una densidad de pixels de 554 por pulgada, pero, un momento, ¿qué es Quantum IPS?. Quantum IPS es una tecnología desarrollada por LG y que básicamente nos brinda una mejora en la reproducción de los colores para acercarse al estándar DCI  permitiendo llegar al 98% de la gama de colores reales, una cifra muy superior al 80% que ofrece el estándar sRGB, además de brindarnos una mejora en el brillo y contraste al disponer de 850nit con un brillo que puede llegar a ser un 60% superior al de otros modelos.

En la parte trasera nos encontramos con un sensor de huella dactilar, una característica casi imprescindible a día de hoy, además de las dos cámaras traseras de las que hablaremos más adelante. El cuerpo metálico lo podemos encontrar en cuatro colores, golden, pink, silver y titán (el modelo que probamos es el acabado Golden). Su pantalla Alway On permanece siempre activa cuando la pantalla principal está apagada, optimizando el uso de batería y permitiéndonos de un vistazo comprobar tanto la hora como las notificaciones recibidas.

En cuanto a botones, en la parte trasera disponemos del ya citado sensor de huellas dactilares que también funciona como botón de encendido y apagado y en la parte izquierda los botones de subir y bajar volumen… y ya no hay más, manteniendo un estilizado perfil libre de interferencias. En la parte derecha y totalmente integrado con el perfil del teléfono se encuentra la ranura que albergará la nanoSIM y la micro SD.

Hardware

En cuanto a las “tripas” de este modelo, monta un procesador  Qualcomm Snapdragon 820 a 2.15GHz con la nada despreciable cantidad de 4GB de memoria RAM y 32GB de almacenamiento interno, lo que hace muy fluido el uso del dispositivo con el Android 6.0.1 Marshmallow y la ligera capa de personalización aportada por LG, con un peso de 159 gramos utiliza nanoSIM y dispone de ranura micro SD de hasta 2TB. El altavoz se sitúa en la parte inferior del teléfono y dispone de radio FM (tiene auricular estéreo con conector de 3,5 mm). En cuanto a los sensores, además del citado de huella dactilar, también incorpora sensor de movimiento, de luz y de proximidad.

En el apartado de conectividad dispone de LTE Cat6, también conocido como 4G+ o LTE Advanced. La radio WiFi soporta los protocolos 802.11 a/b/g/n/ac, dual band. Además como es habitual en todos los SmartPhones actuales dispone de GPS y Bluetooth 4.2, pero también DLNA (perfiles de DMC, DMP, DMS), USB 2.0 compatible con 3.0 y NFC (Android Beam), como vemos está totalmente servido en cuanto a conectividad, además la conexión de datos y de carga es USB tipo C (de ahí que pueda soportar el estándar USB 3.0).

Cámara(s)

Y por fin vamos a la parte que más nos interesa de este dispositivo y es su habilidad o carencia para la realización de fotografías. Hablamos de cámaras en plural y ya no refiriéndonos como en otras ocasiones a la cámara frontal y a la trasera, sino más concretamente a las dos cámaras traseras.

Cámaras LG G5

La cámara frontal es de 8MP con una apertura máxima de f2.0, pero no es ésta cámara la que nos llama la atención, a no ser que seáis fans de los “selfies”, pero desde luego que no veo a ningún fotógrafo usando regularmente esta cámara. Como ya adelantamos dispone de dos cámaras traseras, una de 16MP y muy luminosa al disponer de una apertura máxima de f1.8 y otra de 8MP gran angular con un apertura de 135º. Cambiar de una cámara a otra es tan sencillo como tocar sobre el icono de cada una de las cámaras en pantalla.

Una función curiosa es el “Flash virtual de cámara frontal” que básicamente lo que hace es mostrarnos la previsualización de nuestra foto en un tamaño menor mientras que muestra unos gruesos bordes en blanco brillante que realizan la función de “flash virtual”, y la verdad es que funciona bastante bien.

Lo que más nos gusta de las cámaras traseras y que nos muestra que este SmartPhone está preparado para la fotografía es su total control manual y la realización de fotografías en “formato bruto”, capturando las fotos RAW en DNG.

Podemos usar la cámara en modo simple, básico y manual.

LG G5 modos

Modo Simple

En el modo simple en pantalla sólo nos aparecerán los cuadros de enfoque en verde según los que estén en foco (hasta los nueve posibles en rombo), los dos iconos de cambiar entre las cámaras traseras (en verde la seleccionada y en blanco la otra, con iconos de un árbol para la normal y tres árboles en la de gran angular) y nada más… si queremos cambiar a la cámara frontal deslizaremos nuestro dedo sobre la pantalla en cualquier sentido (de arriba hacia abajo, en diagonal, de derecha a izquierda…). Bueno, si aparece algo más en pantalla, el botón virtual de volver en la parte inferior izquierda y el de menú para mostrar los otros dos modos en la parte superior derecha. Para realizar una foto, tocaremos sobre la pantalla (click) y se enfocará y realizará la captura, así de simple, como su modo indicada.

Modo Básico

En este modo ya disponemos de más opciones como cambiar entre los modos de flash activado, desactivado y automático, el icono para cambiar a la cámara frontal (aunque podemos seguir cambiando también con el gesto de desplazamiento), además de los iconos de configuración y modo y en la parte inferior los iconos para cambiar entre fotografía y video y la vista previa en miniatura de la última foto realizada (en forma de circulo).

El botón modo nos permite seleccionar Panorámica, Montaje que nos grabará 3 segundos de video o a nuestra elección hasta 60 segundos, Multivista con hasta cinco configuraciones diferentes y en las que se pueden usar simultáneamente hasta las tres cámaras (e ir alternando las posiciones en pantalla de las mismas), Resaltar con cinco configuraciones de forma a resaltar (líneas horizontales, verticales, hexágono, círculo y cuadrado) y cuatro efectos de resaltado (ojo de pez, blanco y negro, viñeta y efecto de enfoque), Automático, Cámara rápida (opciones de 10x, 15x, 30x y 60x) y Cámara lenta (estas tres últimas opciones creemos que no necesitan más explicación).

En el modo básico, la rueda dentada de opciones (parte superior izquierda o inferior izquierda si estamos en modo apaisado), nos ofrece las posibilidades de mostrar u ocultar una cuadrícula en pantalla, útil para la composición de nuestra toma, dividiendo la pantalla en nueve segmentos, activar/desactivar el estabilizador de imagen, activar/desactivar la función de realizar foto por voz al escuchar la palabra “Cheese”, “Smile”, “Kimchi”, “Whisky” o “LG”, útil para sacarnos fotos sin utilizar el modo de autodisparador, el citado autodisparador con 3 o 10 segundos, las opciones de emulación de película (modo normal y 9 modos film), opción de HDR con los modos apagado, ON y Auto (en este modo se puede usar el flash) y por último el formato de pantalla con las opciones de 16:9, 4:3 y 1:1 para fotografía y HD, FHD y UHD para vídeo.

LG G5 simulación película

Al “hacer click” sobre cualquier punto de la pantalla fijaremos el enfoque en dicho punto y lo veremos con el correspondiente cuadrado verde de enfoque sobre dicho punto.

Modo Manual

Y por fin entramos en la joya de la corona, donde realmente nos podremos sentir a gusto con la cámara de este SmartPhone (aparte de algunas opciones divertidas del modo básico).

Vamos a ver primero las opciones de la parte superior o de la parte izquierda en modo apaisado, ya que los iconos mantienen su posición, sólo se giran para adaptarse a la vista. El modo de flash, al igual que en el modo básico, puede fijarse en apagado, encendido o automático, pero además aquí se añade la opción de flash R (REAR o cortinilla trasera). Tenemos el icono para seleccionar si queremos sólo las fotos en JPG como en los dos modos anteriores o en JPG + RAW (formato DNG como ya habíamos comentado) . En la rueda dentada de opciones tenemos la posibilidad de mostrar un pequeño histograma, la verdad es que la ventana de histograma en vivo aunque muy útil nos parece demasiado pequeña, al igual que en el modo básico podemos mostrar en pantalla la cuadrícula u ocultarla, pero en el modo manual además se añade la opción de mostrar un nivel, muy útil para evitar los horizontes caídos, con dos marcas que se muestran en verde al obtener la foto nivelada. También disponemos de la opción de disparo por vez y autodisparador, al igual que los modos de película para la foto en formato JPG, y en los formatos de imagen las mismas opciones de formato 16:9, 4:3 y 1:1.

En la parte superior de la pantalla (o a la derecha si estamos en modo apaisado), se nos muestra información en vivo de la toma, el ya mencionado histograma si lo tenemos activado, la temperatura de color, si estamos en modo de enfoque manual o autofocus, la sub/sobreexposición desde -2 a +2 (con cinco pasos intermedios entre cada punto), el ISO, velocidad de disparo y diafragma usado.

Es en la parte inferior de la pantalla (o parte izquierda en modo apaisado) donde podemos seleccionar dichos parámetros a modificar con cada uno de sus iconos, según los vamos seleccionando nos aparece en la parte inferior o derecha (según si estamos en modo retrato o apaisado) una escala que podemos mover en ambos sentidos. Si el icono seleccionado es el balance de blancos la escala nos muestra desde los 7500K hasta los 2300K, mostrándonos a la izquierda de los modos más típicos un icono correspondiente a la luz de bombilla en los 3000K, fluorescente en 4000K,  sol en 5000k y nubes en 7500k. Además en la parte derecha tenemos un gradación de color desde el azul de los 3200k hasta el rojo de los 7500k y también vamos viendo el efecto directamente sobre la pantalla, como no, también tenemos en la parte superior de esta escala el recuadro auto para realizar el balance de blancos automático.

LG G5 balance de blancos

El siguiente icono es el de Enfoque, al pulsarlo tenemos la misma escala para enfoque desde macro hasta infinito y con el correspondiente botón de enfoque automático. La opción de enfoque manual no está disponible en la cámara gran angular. Para enfocar en un determinado punto, al igual que en l modo básico, nos bastará con “hacer click” sobre dicho punto en la pantalla. El siguiente icono es el de compensación de la exposición que como indicamos anteriormente nos permite fijarla en +-2 con cinco pasos intermedios por punto. El siguiente icono es el que controla el ISO con una escala desde 50 hasta 3200 ISO. Continuamos con la velocidad que nos permite desde 30 segundos (abstenerse pruebas con estas velocidades sin trípode) hasta 1/4000.

Y por último tenemos el “botón” AE-L (aunque es un icono en pantalla) que nos permite bloquear la medición de la exposición en un determinado punto. Mencionar que con los gestos en pantalla de acercar y de alejar (pinch in/pinch out) disminuiremos o aumentaremos el zoom con una raya aproximadamente a 1/4 del recorrido que nos indicará el cambio de cámara entre la gran angular y la cámara normal. Os habréis fijado en que no disponemos de opción de cambio de diafragma, ya que es fijo de 2.4 en la cámara gran angular y de 1.8 en la cámara de 16MP. Eso si, como al pulsar sobre un punto de la pantalla fijamos el enfoque en dicho punto, tenemos un icono dedicado a pulsar para realizar la foto.

LG G5 indicaciones en pantalla

LG Cam Plus

LG CAM Plus

Como ya mencionamos al inicio de esta review, probamos el LG G5 con el complemento LG Cam Plus, podríamos definirlo como un grip que nos proporciona una batería extra de 1.200 mAh para disponer de un añadido de batería en nuestras “sesiones fotográficas” además de proporcionarnos botones físicos para el disparo, la grabación de vídeo y rueda para el zoom, lo que nos facilita el cambio entre las dos cámaras traseras sin tener que tocar en la pantalla.

Si vamos a usar el SmartPhone ampliamente en su faceta fotográfica es un complemento sumamente útil, además de por la capacidad extra de su batería por la comodidad de acceso directo a la cámara desde el “grip” y los controles que nos brinda. Lo que menos nos gusta es que para poner o quitar el complemento LG Cam Plus debemos de apagar el móvil, sería sumamente agradecido el poder usar el complemento “en caliente” sin necesidad del apagado del dispositivo. Además también nos gustaría que mediante el dial de zoom u otro dial a tal efecto se pudiesen controlar los parámetros como el ISO, balance de blancos o velocidad de obturación, ya que aunque tengamos en pantalla el deslizador para modificar dichos parámetros al usar la rueda cambia al modo de zoom.

Colocando el SmartPhone en modo apaisado y con el LG Cam Plus acoplado, en la parte superior derecha disponemos de un botón pequeño y otro más grande, destinados el primero a grabar video (si nos encontramos en los modos simple o básico) y el segundo para enfocar y disparar. En la esquina superior derecha se encuentra el dial para el zoom (lo que nos permite cambiar entre las cámaras traseras) y bajo este dial en el lateral derecho un botón deslizante que nos permite lanzar la aplicación de la cámara o salir de la misma si ya la tenemos abierta.

Resultado final, calidad y conclusiones

Con un diseño y especificaciones de alta gama, con un elegante acabado de metal, nos encontramos con un SmartPhone de gama alta que rinde tan bien en la práctica como sus especificaciones sobre el papel, si ya de por si estas características lo hacen destacar, donde de verdad brilla con luz propia es en el apartado de la fotografía, destacando en este aspecto sus dos cámaras traseras una de 16MP  y f1.8 y la otra de 8MP con gran angular (135º), la posibilidad de grabar nuestra fotos “en crudo” (DNG), sus posibilidades del modo manual y la opción del LG Cam Plus.

La calidad de las fotografías realizadas con el LG G5 es muy buena, no vamos a realizar comparativas con otros SmartPhones del mercado, pero si es de destacar que se encuentra en ese selecto grupo de móviles muy adecuados para la fotografía, aunque no destaca especialmente en las fotos con poca luz, ese es un aspecto del que pecan todos los SmartPhones ya que meter un buen número de megapixeles en un sensor de reducidas dimensiones no es lo idóneo para contener el ruido con el aumento de ISO.

La cámara principal del LG G5 nos da rapidez en el disparo y enfoque para lo que se vale del apoyo de un sistema de enfoque láser, su sensor nos ofrece un excelente nivel de detalle. Nos encontramos ante un SmartPhone que destaca en el uso diario como tal, pero cuyo evidente fuerte es la fotografía, con una calidad en las tomas que lo hacen digno de sustituir a más de una cámara compacta y que puede ser un excelente complemento a nuestra DSLR o mirrorless, su modo de carga rápida es realmente eficaz para disponer de nuestro dispositivo preparado para una nueva sesión mientras nos tomamos un café y el complemento Cam Plus es un buen addon para mejorar aún más el manejo del dispositivo, que por cierto dispone de unos menús en cámara muy completos, fáciles de utilizar e intuitivos.

Si tuviésemos que darle una nota en cuanto a SmartPhone para la fotografía esta sería un 9, a falta de mejorar la conexión y desconexión del LG Cam Plus, un histograma un poco más útil en cuanto a tamaño y una mejora de rendimiento en condiciones de poca luminosidad. ¡Un móvil excelente para los fotógrafos!

Foto realizada en JPG

Foto realizada en JPG

Recorte 100% de foto realizada en JPG

Recorte 100% de foto realizada en JPG

Foto realizada con LG G5

Foto realizada con LG G5

Foto realizada con LG G5