Review SONY RX100 V

Sony RX100V

Review SONY RX100 V realizada por Martín Blanes para DNG Photo Magazine.

Review publicada en el número 129 de la revista DNG Photo Magazine del mes de mayo 2017.

Seguro que habéis vivido esta experiencia: Estás en una situación cotidiana y, obviamente, no vas cargando con tu cámara por su peso y por lo que abulta. De repente ves una escena increíblemente plástica, una imagen excepcional, sucede algo inesperado o aparece la luz perfecta en el momento adecuado. Te lamentas profundamente de no tener tu cámara y en tu interior sospechas que era una situación única. En un intento desesperado intentas hacer la foto con tu móvil… y el resultado simplemente no está a la altura… ¿Os suena familiar?

Hoy os presentamos la RX 100 V de Sony. Por fuera aparenta ser una sencilla e inofensiva cámara compacta, pero en su interior se encuentra escondida toda una cámara profesional. Sensor de última generación de 20,1 megapíxeles, vídeo con curvas logarítmicas en 4k, cámaras ultralentas de hasta 1000 fps, objetivo zoom firmado por Zeiss, estabilización realmente efectiva, autofocus de vértigo, ráfagas de hasta 24 imágenes por segundo y mucho, mucho más.

Todo esto y más en la palma de tu mano:

Sorprende que Sony lograra meter tanto en tan poco espacio. Esta cámara es realmente pequeña y compacta. Cabe sin problema en casi cualquier bolsillo. Está bien construida y es realmente sólida. En nuestro estudio utilizamos regularmente la versión anterior y ha sobrevivido a todo tipo de golpes, abusos y algún que otro “accidente”.

Su exterior es idéntico a la versión anterior. Lo único que las diferencia es la discreta etiqueta con el nombre del modelo. Nos gustaría que hubieran mejorado la ergonomía ya que carece de grip o de cualquier superficie texturada en el frontal para mejorar el agarre. También echamos en falta más diales y botones para manejar la cámara. Los profesionales a los que va dirigida esta cámara se verán un poco ralentizados por culpa de esto.

Total discreción:

No sólo es pequeña y ligera, si no que también es muy silenciosa. Es perfecta para hacer fotos sin molestar. A mayores, su pantalla abatible ayuda a hacer fotos sin llamar la atención (lo cual muchas veces rompe el clima de la escena que fotografiamos). De hecho, vemos esta cámara habitualmente en manos de especialistas en fotografía callejera.

Calidad de Imagen Profesional:

Tanto la calidad de imagen en fotografía como en vídeo es sobresaliente. La óptica Zeiss 24-70 1,8-2,8 junto al nuevo sensor y procesador de última generación nos dan imágenes nítidas y con una sorprendente riqueza de color. La ISO nos da un rendimiento muy bueno con fotografías usables hasta ISO3200.

Notamos que a veces en ISOs altas el balance de blancos automático en los tonos de piel resulta un poco extraño, pero eso no es ningún problema ya que los archivos raw de esta cámara ofrecen mucha latitud para editarlos. No obstante, los usuarios más amateur que sólo disparen en JPG deben tenerlo en cuenta.

Velocidad y Precisión:

Nos encontramos ante uno de los autofocus más rápidos del mercado actual… salvo en condiciones de muy poca luz (lo cual es un problema común entre las cámaras mirrorless). En circunstancias normales el enfoque es casi instantáneo (¡0,05 segundos según afirma la compañía!). No sólo es rápido, también es muy preciso. En este punto notamos una mejoría respecto al anterior modelo con un nuevo sistema de enfoque híbrido y 315 puntos de enfoque. De nuevo Sony rompe todos los récords al respecto y marca un nuevo standard en el sector.

A eso debemos de añadir unas impresionantes ráfagas de 24 imágenes por segundo y un tracking muy decente. No debemos de olvidarnos de que esto también lo podemos combinar con el increíble autofocus en los ojos presente en las cámaras Sony. Su buffer no es demasiado grande pero es suficiente para la mayor parte de situaciones en las que necesitamos una ráfaga de fotografías.

Nos llamó mucho la atención el que apenas existe lag ni blackout en esta cámara, por lo que podemos hacer ráfagas y seguir a nuestros sujetos cómodamente.

Vídeo Profesional e Increíbles Cámaras Lentas:

Sony sabe mucho sobre vídeo y eso se nota. Esta cámara graba en un fantástico 4k y ofrece la flexibilidad de usar curvas logarítmicas para lograr aún mejores imágenes en postproducción. También un más que bienvenido filtro ND interno.

Nos encantan las cámaras superlentas de esta cámara de hasta 1000fps en 1080, aunque para mayor calidad recomendamos no sobrepasar los excelentes 250fps. La novedad en esta cámara respecto a la anterior es que es capaz de grabar el doble de tiempo antes de que se llene el buffer.

Si Tengo la Versión Anterior… ¿Merece la Pena?:

Esta cámara ofrece claras mejoras respecto a su predecesora pero no demasiadas. Las mejoras en velocidad de autofocus, ráfagas y número de puntos de enfoque son notables aunque la RX100 IV ya era muy buena al respecto. Asimismo, la sensibilidad ante ISOs altas es un poco mejor.

Donde encontramos las mayores diferencias es en la capacidad y velocidad del buffer. Eso nos permite cámaras lentas de mayor duración, ráfagas más largas y vaciar el buffer más rápido.

Puntos Positivos:

  • Muy cómoda, ligera y resistente
  • Excelente sensor
  • Ráfagas de 24 imágenes por segundo
  • Muy buen vídeo en 4k con curvas logarítmicas
  • Autofocus casi instantáneo
  • Cámaras lentas muy buenas hasta 250fps con un buffer más largo (y hasta 1000fps con menor calidad)
  • Excelente para uso en gimbals
  • Excelente “cámara B” para vídeo
  • Muy buena ISO para un sensor tan pequeño
  • Optica Zeiss 24-70 1,8-2,8

Puntos Negativos:

  • Al igual que todas las cámaras Sony, necesita implementación de menús nuevos más cómodos e intuitivos
  • Tímida mejora respecto al modelo anterior
  • Necesita más diales y botones para utilizarla de forma cómoda y completa
  • El balance de blancos en tonos de piel puede despistarse un poco, sobretodo a ISOS alta
  • Agradeceríamos algo de “grip” o al menos una superficie texturada para mejorar el agarre. Podría incluirse sin problema sin alterar el tamaño de la cámara ya que el objetivo de por si
  • sobresale sobre el conjunto
  • Precio elevado

Las Mejores Fragancias se Guardan en Frascos Pequeños:

Esta cámara engaña mucho. Ofrece una calidad antes desconocida en cámaras tan pequeñas. De hecho, con la versión anterior, hemos usado planos realizados con esta cámara en producciones profesionales para televisión sin problema alguno. Tanto fotógrafos como videógrafos estarán encantados con esta cámara.

Su velocidad, comodidad, calidad y rapidez la hacen muy recomendable. De hecho, esta cámara invita a llevarla encima y usarla. Si tan sólo el precio fuera un poco más accesible…

EXTRA – ¿Para qué la quiero si ya tengo una cámara profesional “grande”?:

Existen incontables situaciones en las que una cámara de calidad profesional y tamaño reducido es útil para un profesional: Poder llevarla contigo en cualquier momento, pasar desapercibido, no intimidar con el tamaño de una cámara profesional, poder colocarla en lugares menos accesibles para lograr ángulos únicos…

Recomendamos encarecidamente una cámara de este tipo y calidad a la mayor parte de fotógrafos. Así no tendremos que lamentarnos de perder una foto realmente especial por culpa de dejar la cámara en casa “por que pesaba mucho”.

* Todas las fotos de esta review son jpgs directos de cámara sin edición alguna.