Cómo rentabilizar la fotografía de boda

Cuaderno fotográfico Saal Digital anillas

El mundo fotográfico es muy amplio: fotografía de naturaleza, paisaje, fotografía social, macrofotografía, periodística, moda, publicidad… Podríamos estar durante un buen tiempo enumerando tipos de fotografía, estilos y posibles salidas profesionales.

Pero hoy venimos a hablar de un tipo de fotografía en concreto: la fotografía social. Más específicamente vamos a hablar de la fotografía nupcial y cómo el fotógrafo puede sacarle la máxima rentabilidad. Veamos los factores más importantes en este aspecto.

Presupuesto: tres aspectos básicos a tener en cuenta

A la hora de rentabilizar este tipo de fotografía nos basaremos en tres conceptos: tiempo, número de imágenes y productos finales entregados. Por supuesto estos factores pueden cambiar en función del fotógrafo y su forma de presupuestar o su filosofía de trabajo, pero de una manera genérica estos serían los tres puntos básicos:

  • Tiempo: el fotógrafo tendrá en cuenta el tiempo dedicado para presupuestar su trabajo. No es lo mismo estar 4 horas el día del enlace que 8 o 12 horas. El tiempo requerido dependerá sobre todo de cuántos momentos desean los novios que sean fotografiados. Es posible empezar desde la preparación (vestuario, peluquería, maquillaje…) hasta el convite y la celebración.

    Además, nos encontraremos con situaciones en las que la fotografía nupcial no solo tendrá en cuenta el día de la boda, sino también un posible antes y un posible después. Son las ya conocidas como sesiones preboda y sesiones postboda.

    Las sesiones preboda consisten básicamente en un shooting con la pareja en un ambiente más cercano y tranquilo donde se tomarán fotografías de tono romántico y desenfadado.
    Cuaderno fotográfico Saal Digital
    Por otro lado, la sesión postboda, como bien indica su nombre, se realiza tiempo después del evento, con los novios vestidos tal y como iban el día de la boda. Esto surge debido a que el día del enlace suele ser más complicado tener tiempo para llevar a los novios a una localización ideal y tomarles fotografías creativas. Por ello, con mayor tranquilidad, esto se puede hacer posteriormente. Además, “ya no importa” si el vestido de la novia o el traje se estropean (¡menos mal!). Por eso a estas sesiones también se las conoce actualmente como “Trash the dress”.

  • Número de fotografías entregadas: el segundo factor que tendrá en cuenta el fotógrafo para calcular su presupuesto será el número de fotografías que entregará a la pareja. De nuevo, no es lo mismo entregar 200 fotografías que 1000. No solo porque estás entregando más de tu trabajo y eso en sí mismo ya es motivo para aumentar el presupuesto, sino que además esto afectará directamente al tiempo dedicado, ya que es necesario procesar un mayor número de fotografías.
  • Productos personalizados: en la última fase, cuando ya están las fotografías listas nos encontramos con las posibles salidas que se les puede dar. Es decir, aunque por supuesto el formato digital es siempre interesante para los novios, muchos desearán recibir sus fotografías de manera impresa. El álbum se convierte aquí en “el indispensable” pero puede ser seguido de multitud de soportes y opciones.

Cuaderno fotográfico Saal Digital abierto

Opción novedosa: el cuaderno fotográfico como regalo para invitados

Seguramente todo lo que hemos contado no sea nada nuevo para los que llevan ya un tiempo en la profesión. Por eso hoy queremos hablaros sobre una nueva opción que puede interesar a muchos y que es perfecta para sacar mayor rentabilidad a un reportaje nupcial.

En muchas bodas es común que los novios hagan obsequio de un detalle personalizado a sus invitados. Una manera de aprovechar las fotografías realizadas en la sesión preboda es regalar a los invitados un cuaderno fotográfico de pequeño formato.

En las imágenes que ilustran este artículo podéis ver los cuadernos fotográficos de Saal Digital de formato 10 x 15 y 13 x 18. Esta opción es muy interesante para regalar a familiares y amigos cercanos por parte de la pareja, ya que es un detalle totalmente personalizado y acorde a la situación.

Teniendo en cuenta los formatos disponibles, puede ser pequeño, ligero y de un precio muy económico, lo que le da al fotógrafo la oportunidad de, no solo dar mayor visibilidad a sus fotos, sino también de rentabilizar aún más su trabajo, preparando él mismo estos cuadernos fotográficos.

Cuadernos fotográficos Saal Digital

Con el fin de que todo fotógrafo profesional o aficionado, puede probar uno de estos cuadernos, Saal Digital ha lanzado una promoción especial. Ahora es posible solicitar un cupón de 20 € para diseñar y recibir en tu casa uno de estos cuadernos fotográficos, con la única condición de publicar posteriormente una valoración online y sincera sobre el producto y servicio.

Diseñarlo es muy sencillo, puedes hacerlo mediante el software gratuito Saal Design o a través de la tienda virtual de Saal Digital España.

¿Qué te parece? ¿Te animas?